Facebook y Cambridge Analytica: 5 claves para entender el escándalo

El inicio de 2018 ha sido el periodo más polémico en la historia de Facebook, pues se conoció que entre 2013 y 2014 una aplicación en la red social estuvo obteniendo datos personales de unos 87 millones de usuarios, los cuales fueron minados por la firma londinense Cambridge Analytica para el diseño de campañas psicológicas con fines políticos.

Las investigaciones sobre Facebook y Cambridge Analytica siguen en curso

La información sugiere que los datos tomados “ilegalmente” fueron utilizados para manipular la intención de voto

 

Facebook y Cambridge Analytics: Cinco claves para entender el escándalo

El escándalo generó que Mark Zuckerberg compareciera ante una comisión del Congreso de Estados Unidos, pero ¿qué sucedió? ¿Por qué el CEO de una de las corporaciones más importantes del mundo está en el ojo de una tormenta?

El frenesí de los medios alrededor de todo esto puede resultar agobiante. Por ello, hemos preparado un resumen con las cinco claves más importantes para entender lo que está sucediendo con Facebook. Descubre  porqué este escándalo es el más importante en los 12 años de historia de la red social.

¿Qué pasó?

Todo comenzó en abril de 2010 con el lanzamiento de Open Graph. Esta herramienta de Facebook promueve la integración de datos con desarrolladores de aplicaciones externos. Con esto, las apps y sitios web integrados en el ecosistema de la red social pueden acceder a la información personal de sus usuarios.

Pero Open Graph abrió las puertas a algo más que los datos personales de los usuarios de Facebook. Las aplicaciones de terceros ahora podrían, incluso, acceder a la información personal de los amigos de sus usuarios. Y no importa si estos no habían aceptado los términos o añadieran alguna app a su perfil.

El portal CNBC explica que cuando el usuario aceptaba, dichas aplicaciones de Facebook “tenían acceso a el nombre, sexo, ubicación, cumpleaños, educación, preferencias políticas, estatus sentimental, religión, estado en el chat, y mucho más. Incluso, con permisos adicionales, sitios externos podían ganar accesibilidad a los mensajes privados de la persona.”

 

thisisyourdigitallife” y Cambridge Analytica

En este contexto (2013), se crea la aplicación “thisisyourdigitallife” para Facebook, la cual le ofrecía premios  y dinero a sus usuarios a cambio de responder pequeños cuestionarios psicológicos. Se estima que unas 290 mil personas la instalaron en su perfil.

Originalmente la aplicación fue desarrollada por Global Science Research (GSR), compañía fundada por los académicos de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan y Christopher Wylie. Un poco más adelante empezarían a colaborar con la firma Cambridge Analytica para minar los datos obtenidos «ilegalmente».

En 2014 Facebook cambia sus políticas, y limita el acceso de los desarrolladores a la información personal de sus usuarios. En especial prohibía la posibilidad de que terceros, sin permiso, accedieran a la información de los amigos de sus usuarios. Pero esta medida no era retroactiva.

Así, GSR decide mantener toda la información que su aplicación obtuvo inapropiadamente, contrariando las nuevas políticas de Facebook.

 

¿Cómo se descubrió todo?

Entrada la tercera semana de marzo de 2018, la publicación británica The Guardian y la norteamericana The New York Times revelaron inicialmente que, información de 50 millones de perfiles de Facebook fueron recolectados por la firma Cambridge Analytica.

La información la obtuvo The Guardian de manos de Christopher Wylie. Hasta ese momento, el joven canadiense era el director de investigaciones de Cambridge Analytica.

 

¿Por qué esto es un problema?

Analistas permanecen atentos a las consecuencias del escándalo de Facebook

Aunque Facebook no ha estado libre de polémicas, este caso es el que más ha impactado a la compañía.

Inicialmente,  el número de usuarios cuyos datos fueron minados por Cambridge Analytica ascendió a los 50 millones. Pero más adelante, las investigaciones revelaron que elevaron la cifra de afectados pudo superar los 87 millones de cuentas. The Guardian añade que 70 millones están dentro de los Estados Unidos.

Y aunque Facebook no ha estado libre de polémicas a lo largo de su historia, este caso es el que más ha impactado a la compañía. El propio  Mark Zuckerberg tuvo que comparecer ante una comisión de senadores norteamericanos para responder sus preguntas, bajo juramento.

Los documentos señalan que la información obtenida por Cambridge Analytica tenía la finalidad de crear campañas políticas. Específicamente se habla de las Elecciones de 2016 en Estados Unidos.

Las campañas se basaban en la personalidad y el perfil psicológico de los usuarios de Facebook. Pero lo que resultó más preocupante es que también se utilizaron en otros países.

Inglaterra, Colombia y hasta Argentina han sido algunas de las naciones con procesos electorales donde se presuntamente se habrían utilizado los datos derivados de Cambridge Analytica.

Y volviendo al inicio de este apartado ¿por qué tanto escándalo? Sencillo. La información sugiere que los datos tomados “ilegalmente” fueron utilizados para crear perfiles psicológicos y diseñar estrategias orientadas a manipular la intención de voto, inclusive, mediante campañas de falsas noticias.

 

¿Qué pasará ahora?

Lo primero, es saber si tus datos han estado al alcance de Cambridge Analytica, utilizando la siguiente página creada por Facebook. Y es que, desde que explotara el escándalo, Zuckerberg ha practicado una especie de mea culpa, lo que podría significar un estrechamiento en las políticas de privacidad de Facebook.

Por otro lado, desde el mes de marzo la red social ha bloqueado a Cambridge Analytica y contrató a un equipo de informática forense para investigar dicha empresa. Igualmente, se ha limitado el acceso a la información de los perfiles que tienen los desarrolladores en Facebook.

Como usuarios finales, quizá no veamos un cambio profundo en las prácticas de Facebook. Sin embargo, se han visto algunas acciones de protestas de figuras importantes: Elon Musk removió las páginas de SpaceX y Tesla; lo mismo hizo Playboy.

¿Es este el fin de Facebook? por supuesto que no, pero quizá sea el obstáculo más grande en su historia, el cual todavía está lejos de superar.

El escándalo de Cambridge Analytica no se acabó con la salida de Zuckerberg del Congreso. Todavía la Comisión Federal de Comunicaciones (FTC, por su siglas en inglés), el Reino Unido, así como los fiscales de los estados de Nueva York y Massachusetts tienen investigaciones abiertas con respecto al caso.

Aún este tema dará de qué hablar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *